●● 21 TRADING COACH ●●

Mercado de futuros: ¿qué es y cómo funciona? Parte 1

El trading de futuros es una de las actividades más populares entre los traders profesionales, ¿de qué se trata este mercado?

Los contratos de futuros en los Estados Unidos aparecen a mediados del siglo XIX con la creación de los mercados centrales de granos. En este espacio se realizaban transacciones por medio de contratos privados entre las partes interesadas, en donde los agricultores podían vender sus productos para su entrega inmediata o para su entrega futura.

Hoy en día son una alternativa muy interesante tanto para inversionistas dedicados a la especulación como para todo aquel que quiera realizar operaciones de cobertura para protegerse de fluctuaciones de los precios en los diferentes activos.

¿Qué son y cómo funcionan los futuros?

Un contrato de futuros es un tipo de instrumento derivado que permite negociar un activo específico o un título valor (llamado subyacente) entre dos partes para su entrega futura a un precio determinado. Si se compra un contrato de futuros, básicamente se está de acuerdo en comprar algo que un vendedor entregará en una fecha determinada al momento de realizar el acuerdo, a un precio fijado entre las dos partes. 

A diferencia de otros instrumentos derivados como los contratos Forward que se negocian directamente entre un comprador y un vendedor, y los términos del acuerdo pueden variar de un contrato a otro, un contrato de futuros es facilitado a través de un mercado estandarizado y sus características como la calidad, la cantidad, hora y sitio de entrega son determinados por una bolsa de valores.

En un mercado de acciones, por ejemplo, un inversionista puede permanecer con su acción por siempre si así lo quiere, mientras que en los futuros dicha inversión tiene una fecha de vencimiento y por ende una vida finita. Precisamente por eso es que al negociar futuros, la dirección del mercado y el timing (momento en el cual decidimos invertir) son de vital importancia. Aun así, a la hora de negociar el contrato futuro de algún activo subyacente, se puede elegir el plazo al cual invertir. Por Ejemplo, pueden haber contratos futuros del Petróleo Crudo WTI con fechas de vencimiento espaciadas cada mes para el próximo año y medio, por lo que se puede tomar la decisión de optar por negociar el contrato con vencimiento a más largo plazo si ese es nuestro interés, sin embargo suele ocurrir que la mayor liquidez se concentra en aquellos que tienen vencimiento más cercano, lo que facilita deshacer la inversión fácilmente en el momento que queramos.

Para entenderlo mejor veamos un ejemplo:

Supongamos que un inversionista tiene la percepción de que el precio del oro va a subir en las próximas semanas, por lo que decide observar que contratos futuros sobre oro están disponibles y se encuentra que existen 6 con diferentes fechas de vencimiento:

El podrá negociar cualquiera de los que se encuentran listados en la tabla anterior, sin embargo es muy probable que se incline por un contrato con vencimiento en junio de 2017 porque es el que tiene mayor volumen (365.404) y cuando quiera cerrar su posición va a encontrar liquidez. Es importante tener en cuenta que si pretende mantener la inversión más allá de esta fecha, cuando esta se acerque deberá venderlo y abrir una nueva compra en otro que tenga mayor vencimiento. En el artículo “Como especular con futuros” explicamos con detalle esta situación.

En las siguientes imágenes vemos ejemplos de las especificaciones estandarizadas de un contrato futuro del Euro (€), el Maíz (Corn) y del E-mini S&P500 que cotizan en los mercados de futuros del CME Group (Chicago Mercantile Exchange)

Tipos de contratos futuros:

Las transacciones de contratos futuros tradicionales han ido cambiando y evolucionando a un punto en el cual no solo se encuentra materias primas agrícolas, como los cereales y los granos. Además de estos, en los mercados bursátiles se han incluido metales, energía, divisas, índices bursátiles y tasas de interés, los cuales también se operan electrónicamente, existiendo así una amplia gama de productos que le permite a los inversionistas ser partícipes de uno de los mercados más líquidos y desarrollados de hoy día.

Aunque exista una gran cantidad de contratos de futuros, no todos son tan interesantes para especular debido a que algunos no cuentan con un alto grado de liquidez que permita operaciones de corto plazo. Para poder entender cuáles tienen mayor transabilidad, resumiremos en el siguiente listado los principales contratos de futuros que cotizan en los mercados del CME Group y que por ende presentan precios de compra y venta económicos, además que gráficos limpios con los que la ejecución de estrategias intradía y Swing se facilita:

Tamaño de los contratos de futuros:

Cada contrato futuro tiene un tamaño específico designado por la bolsa de valores que lo ha creado. Es importante conocerlo porque de este depende el valor del TICK (fluctuación mínima) y por ende la cantidad de dinero que se ganaría o perdería por los cambios de precio que presente el activo negociado.  

Además de los contratos de futuros de tamaño completo de divisas, índices bursátiles y Existen contratos estándar, contratos mini y contratos micro. La diferencia radica justamente en el tamaño de cada uno de estos incluso teniendo el mismo subyacente. Por ejemplo, un contrato estándar de Maíz (Corn) en el CME Group es de 5.000 Bushels y el mini es de 1.000 Bushels. Otro caso es el Oro (Gold) de tamaño estándar que es de 100 onzas Troy, mientras que el mini es de 50 onzas troy y el micro es de 10 onzas troy:

Estudiemos el caso del contrato futuro estándar del índice bursátil S&P500 y su contrato mini. En el primero el tamaño es de $250 x el valor de cotización del índice S&P500 y se mueve en incrementos de 0.10 que es el valor del Tick que a su vez representa $25; es decir, 1 punto o 10 Ticks equivalen a $250 de ganancia o pérdida según sea el caso.
Por otro lado, en el contrato mini el tamaño es de 1/5 del valor del estándar, es decir, $50 x el valor del índice S&P500. La fluctuación mínima o Tick es de $0,25 y por lo tanto 4 Ticks equivalen a 1 punto o $50. Usualmente el contrato mini del S&P500 es el vehículo de elección de la mayoría de los Traders por su alto grado de liquidez y tamaño.
Como se puede observar, los contratos mini y micro son vehículos muy interesantes para realizar las operaciones, principalmente para pequeños inversionistas, debido a que al ser menor el valor del Tick es menor el riesgo que se asume frente a las fluctuaciones de los precios. Dicho de otra manera, el apalancamiento es mucho menor.

Comparte este artículo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
21 Trading Coach

21 Trading Coach

TRADING – MERCADOS – RIESGOS – FINANZAS

●● NUESTROS CURSOS ●●

  • ¡Oferta!

    Curso de Trading Profesional

    831.600$ IVA incluído
    Añadir al carrito
  • ¡Oferta!

    Curso de Inmersión en Trading

    1.662.500$ IVA incluído
    Añadir al carrito
  • ¡Oferta! Mastertrader 1

    Curso Master Trader 1

    952.000$ IVA incluído
    Añadir al carrito
Abrir chat