5 Tips para Iniciar el Negocio Propio

on Martes, 09 Junio 2015. Posted in Gestión del riesgo

15-negocios-exitosos

Por: Jouglas Suchenski, Trader en 21 Trading Coach

En investigación realizada por la consultora Global Entrepreneurship Monitor, se muestra que el 48% de los emprendedores a nivel mundial,  tiene edad entre 35 y 64 años.

En investigación realizada por la consultora Global Entrepreneurship Monitor, muestra que el 48% de los emprendedores a nivel mundial  tiene edad entre 35 y 64 años. “Lo que cambia del joven para el que tiene más de 40 años es el propósito del negocio”, habla Marcelo Nakagawa, coordinador de Emprendedorismo Insper, los pequeños negocios hoy en dia son los mayores responsables de la generación de empleos.

A continuación presentamos una serie de recomendaciones que pueden resultar muy útiles a la hora de abrir un negocio, aunque estos consejo no está direccionados apenas a los nuevos emprendedores, también de gran interés para cualquier empresario que pretenda conseguir una mejora en sus objetivos empresariales.

1. Plan de Negocio: Primero deberemos establecer los objetivos, siendo claros y tangibles, o sea dentro de nuestra realidad socio económica. ¿Qué camino vamos seguir? Nicho de mercado, estrategia de ventas, presupuestos, son apenas algunos puntos a profundizar.

Y un consejo, si por cualquier motivo hay que desviarse del plan previsto, no te preocupes, resulta de lo más normal, el escenario más impredecible resulta ser la realidad.

2. Detecta las necesidades de tus clientes: Toma como ejemplo a las guarderías. Posiblemente existan en la zona donde quieras abrir un negocio, sin embargo, el horario o las malas instalaciones pueden ser las causas de quejas por parte de los padres.

Entrevista, de manera informal, a las madres para que conozcas puntos básicos que te llevarán a tomar la decisión. ¿Cuántas clientas hay?, ¿cuántos bebés?, ¿qué horario sería el más indicado para ellas?, ¿cuál es la colegiatura que pagan en la actual guardería? y ¿qué tipo de carencias tiene la más cercana?

En pocas palabras, ¿qué es lo que les gustaría para estar satisfechas? Claro, debes adaptar tus preguntas según el giro del negocio que tengas en mente. Sin embargo, de esta manera, además de conocer la necesidad de tu posible clientela, también conocerás de primera mano los errores que no debes cometer por ninguna razón si quieres tener éxito.

3. Ten todo por escrito: La recomendación del Tecnológico de Monterrey es que luego del sondeo investigues y escribas tres puntos: las tendencias sociales, un análisis de las debilidades de tu competencia y otro llamado como observación de la ausencia. Por el momento, para fines prácticos, seguiremos con el ejemplo de la guardería.

• Tendencias sociales. Pregúntate: ¿en el lugar donde vivo trabajan las madres? Las respuestas: Sí, todo el día… o, posiblemente, no… pero quieren que sus hijos acudan todos los días a una guardería especial. En este último caso, el panorama cambia completamente porque mientras el primer grupo está centrado en un horario más amplio, el segundo preferirá servicios especiales como estimulación temprana y clases de música aunque tenga que pagar más por ello.

• Análisis de tu competencia. No es otra cosa que estudiar qué hacen otros negocios similares y empatarlo con las quejas y sugerencias de los clientes. Ten en cuenta que cuando lo pones en un papel toma una perspectiva distinta porque entonces realizarás una especie de código para el cliente.

“De cada 10 emprendedores, ocho o nueve pasan por alto a la competencia y esto sucede porque el emprendedor tiene una gran autoestima y se siente tan grande que se olvida de sus competidores”, advierte León Pardo.

• Observación de la ausencia. Si el producto o servicio no existe en tu colonia es seguro que las opiniones de la clientela serán muy diversas. Dependiendo de cuántos clientes existan deberás tomar la decisión de a quiénes atenderás. No trates de abarcar a todos porque no lo lograrás y lo que sí tendrás es el disgusto de una gran mayoría.

4. Transforma tu idea en un negocio: Evidentemente, una vez que tienes detectada la idea, conoces el mercado y las deficiencias de tu competencia lo siguiente es armar un plan de negocios. Tómate el tiempo necesario para que expliques en un papel cómo funcionará tu empresa.

Elabora un esquema para que todos los puntos estén explicados y por escrito y contesta preguntas relacionadas con tu proyecto: ¿qué necesito para ofrecer mi producto o servicio?, ¿de dónde lo obtengo?, ¿cuánto cuesta?, ¿cuánta gente necesito para operar?, ¿qué sueldos debo ofrecer?, ¿cuál es el precio de mi producto o servicio?, ¿cómo lo voy a ofrecer al cliente?, ¿dónde está mi cliente? y ¿cuál será mi ganancia?

5. Acércate a los expertos: Comparte tu proyecto con consejeros, ellos te ayudarán a afinar todos los detalles. Y no sólo eso, sino que te darán asesoría especializada para ayudarte en cualquier etapa de tu empresa.

También te pueden dar tips sobre el tipo de negocio que pretendes arrancar, decirte en dónde buscar información para elaborar un análisis más profundo de las necesidades del mercado e, incluso, ayudarte a obtener dinero de algún fondo de apoyo a emprendedores.

Deje un comentario

Estás comentando como invitado.